sábado, abril 3



¿Acaso estás esperando la hora en que todos los campanarios griten por ti?

1 comentario:

Juan Eduardo Apablaza S. dijo...

Hohola Su Majestad, la Reina Victoria, cómo está su merced? Hace mucho tiempo que no cabalgo por sus dominios. He estado ausente porque asistí a la batalla contra el dragón de la depresión y contra el reino de la incomunicación, sin embargo he triunfado a pesar de todo y he vuelto a su presencia para mantenerme atento a sus comunicados. Se despide afectuosa y honrosamente, El Caballero del Locus Amoenus. ;D