martes, septiembre 1

Frecuentemente me siento al borde de la locura, podría decirse que siento que vivo en un estado donde puedo quedarme quieta o dar un paso adelante al desquicio total. A veces siento deseos de dar ese paso y enloquecerme un rato pero es aterrador el no saber si podré volver a mi estado natural.
Siento que el desquiciarme sería liberador y que podría hacer mil cosas que mi jaula anti-locura no me deja hacer. Quiero entrar a ese estado de delirio jocoso pero me da miedo perderme a mi misma por mucho (demasiado) rato.

Creo que voy a volverme loca un rato.

1 comentario:

Melada dijo...

has leído "veronika decide morir" de paulo cohelo?
hazlo... :)