sábado, junio 21

Eyes.

Mi abuela por parte materna se llama Lidia, de chiquita no podía decirlo así que siempre le he dicho abuelita Lila. Por que aveces viste de ese color y creo que por una flor.
Ella no es abuela sanguinea ¿saben? a la otra señora que dió a luz a mi madre no la conozco, dejaron a mi mamá con mi abuela Lila y ella la crió.
Por eso, ella es su madre.
Y por eso...ella es mi única abuela materna.
Hace exactamentes 24 horas (creo) que supe que estaba muy enferma. Osea más enferma. Creo que llevo unas cuantas entradas hablando de lo mismo ¿no?. Yo presentía que algo andaba mal, las última semanas me angustiaba en el colegio, se me hacía un vacío en el pecho y cuando llegaba a mi casa con el alma en un hilo mi madre se encontraba triste, o llorando con una mala noticia. Pero nada peor que lo del otro día. Fue un diagnostico...que...le partió el alma a la familia, no se explicarlo. Un cancer terminal en una mujer que...hizo tanto...tanto bien, crió hijos que no eran suyos, los sustento, los amó, trabajó, sufrió y consiguio lo que pocas mujeres consiguen con tanto empeño sacar adelante a su familia, que no era ni tan suya. Una mujer así de buena...¿debe sufrir?
¡Lo sé! que nadie lo repita la vida no es justa. Nunca será justa. Eso es lo que duele.

Hoy... tuvimos una cena familiar, ella no sabe nada, no sabe que tiene un cancer terminal, así que estamos haciendo parecer que todo está normal y como hoy era el cumpleaños de mi tío lo celebraron como si 'de verdad' tuviesemos ánimo obviamente fue díficil.

Tuvimos que reir y parecer alegres para que ella estuviese feliz, pero yo la miraba sin parar, se veía demacrada, no puede caminar sola, y tiene esa mirada de tristeza...más tarde me senté frente a ella.

Tomé su mano. Y la miré a los ojos. Son azules, o de un color extraño, pero la miré y noté una tristeza horrible, vi cansancio, vi dolor y no un dolor común, vi esos ojos tristes que solo tiene una persona que intuye que está cerca de su final, unos ojos apagados, tiritones, como con miedo. En ese momento quise llorar o morir, pero le sonreí y le dije.
"Te quiero mucho...mucho"

Y la abrazé, ella me dijo lo mismo pero yo sentía que me derrumbaba. Con una excusa barata como ir a ver al perro salí y me quede abrazada a la Satcha, la perra de mi tío que es enorme y peluda, respirando y tratando de controlarme.

Después ella quiso decir unas palabras, yo que ya había vuelto al interior estaba leyendo un libro cuando ella comenzó a hablar me acerqué para escuchar su voz quebrada. Y dijo.

"Estoy tan feliz de que estén todos aquí, la familia así, todos juntos, pero ojalá que cuando yo me muera sigan haciendo esto, juntandose todos los hijos...cuando yo me muera, que estoy enferma"

Todos la miramos con el rostro descompuesto, unos trataron de reponerse y tratamos de asegurarle que no le pasaría nada, pero ella parecía segura, temerosa y triste. Mi prima que estudia en la U salió corriendo con la cabeza gacha y se encerró en su pieza a llorar, yo traté de respirar bien y me oculté en el baño, me mojé la cara y me miré en el espejo, sabiendo que le había mentido al decirle que se mejoraria. Pero creo que así es más feliz.

Después hablé con ella. Me contó cosas del pasado. Yo la escuché atenta aunque anduviese con esos zapatos con taco que duelen me agache a escucharla y pensé que daría cualquier cosa por que siguiese infinitamente contandome su historia. Pero había tristeza en su voz. Se escuchaba enferma...y yo no podía hacer nada más que decirle que la amaba que sonreirle que mostrarle mis botas nuevas que yo sabía que la haría feliz verme con ellas 'te ves tan grande mi niña' me dijo yo solo le sonreí. Fue extraño, normalmente o como tengo la percepción yo no me es díficil sacarle sonrisas a la gente, ya sea conciente o inconcientemente pero ahora tuve que esforzarme para ver algo...poquito...de alegría.

Yo creo...que ella lo sabe. Me dijo que nunca se había enfermado en su vida así que era la primera vez, yo la miré con tristeza. Ella no sabe que será la última y yo no puedo hacer nada.

Lo estoy asimilando, un poco, estoy un poco mas feliz, pienso que fui fuerte hoy, pienso que hice mi mayor esfuerzo y que debo seguir haciendolo.

Hasta el final.

Aunque tengo miedo...miedo de no saber cuanto le queda y miedo a esos presentimientos que nunca son buenos.

1 comentario:

Aris dijo...

mi abuela tiene el mismo nombre...

La "d" es la letra que más ocupo... una vez ella me preguntó por que con ella no ocupaba esa letra y, aquella vez le dije que no sabía, excusé que sonaba lindo.

Al año siguente le respondí de verdad... La "d" la ocupo para todo, ella no es todo... ella es especial. Por eso le quité la letra. Por que a toda la gente especial para mí he hecho algo parecido. A algunos les he creado un nuevo nombre, a otros se los he cortado... pero en el fondo todos tienen una manera especial en como los llamo y eso, en la amyoría de los casos, sólo lo sabe esa persona.

Ah... no sé a que salió esto