miércoles, junio 18

medicine.

Hoy gracias a dios recuperé mis amadas pastillas, osea odiadas y amadas.
Odié cuando me las dieron y odio ser dependiente de ellas pero amo saber que me ayudan un poco y que están ahí. Ya es casi como una rutina. Me pasan cosas raras cuando no me tomo mis pastillas... aunque suene raro esas malditas drogas me ayudan a vivir.

La paroxetina de la mañana se supone que e sun ansiolitico, eso dice mi psquiatra, impide que me den crisis de ansiedad y me sube un poco el ánimo. La de la noche se llama 'clonapam' es un relajante, para dormir bien y relajarme cuando ando de los nervios. Las dos son necesarias para mi 'diario vivir' por ejemplo cuando no tomo la paroxetina tengo mas posibilidades de que me de un ataque y me molesta ese nudo en la garganta, el clonapam me ayuda con mi naturaleza medio insomne que no se acostumbra a dormir lo que deberia. En resumen esas dos cosas son para mi absolutamente necesarias y cuando no las tengo me desespero, me entra esa extraña paranoia que me dice 'podrias caer denuevo' y es tan díficil volver a levantarse.

Por eso soy drogodependiente, aunque esas cosas fueran solo un placebo.
Aunque solo sean eso, soy tan dependiente, por que nadie comprende lo que es 'caer' para mi, de ese modo, nadie sabe el miedo que se siente.

Ese miedo de pensar que estas loca.

1 comentario:

ѕυвarυ тaĸaraι dijo...

eso será hasta que se demuestre lo contrario!